Naoshima, el arte convertido en isla

Existen alrededor de 3000 islas en el Mar de Seto, que separa Honshū, Shikoku y Kyūshū, tres de las cuatro islas principales del archipiélago japonés. Perteneciente a la prefectura de Kagawa, Naoshima (直島) es una pequeña y curiosa isla cerca de la ciudad de Okayama.

Tiempo atrás, Naoshima fue una modesta isla de pescadores. Sin embargo, en el año 1987 empezó su transformación cuando Fukutake Soichiro compró la zona sur de la isla. Fue gracias a él y al famoso arquitecto japonés Ando Tadao, quien ideó la mayoría de las futuras estructuras de la isla, que ésta empezó a llenar de museos, galerías de arte y edificios con impresionantes diseños. Por esta razón, Naoshima también es conocida como ‘la isla del arte’ o ‘la isla de los museos’.

Podemos encontrar galerías de arte y museos muy curiosos: desde museos prácticamente soterrado cuyas obras son iluminadas con luz natural de la superficie, hasta exposiciones de arte al aire libre. La isla cuenta también con un hotel con una arquitectura cautivadora, para aquellos que estén dispuestos a pagar un poco más por el alojamiento.

No obstante, uno de los símbolos más emblemáticos de la isla de Naoshima es, sin duda, la gran calabaza amarilla y negra de la famosa artista Kusama Yayoi, que te da la bienvenida al llegar a las isla. Además, la isla tiene un clima parecido al mediterráneo y está lleno de naturaleza, por lo que ofrece un ambiente muy acogedor.

Para llegar a Naoshima, tenemos que coger el tren bala hasta la estación de Okayama y desde allí tomar la linea JR Uno hasta la estación de Uno (ambos trayectos incluidos en el JR PASS) y desde allí tomar un ferry hasta Naoshima.

Si sois amantes del arte, entusiastas de la naturaleza y/o tenéis inquietudes culturales, no os podéis perder esta fantástica isla repleta de arte allí donde miréis.

Imagen de cabecera por ©cotaro70s

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *